Isla de Pascua

Isla de Pascua es uno de los lugares más remotos y lejanos del mundo, a más de 3.500 Km de Chile y a más de 4.000 Km de la Polinesia Francesa. Es un lugar místico, de teorías e incertezas.
Esta Isla posee tres volcanes Poike (3 millones de años) Rano Kau (2.5 millones de años) y Maunga Terevaka (10 mil años), la erupción y emisión de lava de estos volcanes formó la Isla que es también conocida como Rapa Nui. Se estima que los primeros habitantes llegaron en el siglo IV d.C y venían desde las Islas Marqueses. Occidente descubre esta isla sólo en el 1722 por el holandés Jacob Roggenberg, le da el nombre Isla de Pascua, porqué era el periodo de Pascua en occidente.

Los misterios de esta Isla se pueden representar en diferentes preguntas: ¿de dónde vinieron realmente? ¿y como subsistían en una Isla volcánica sin enormes recursos naturales?. ¿Los Moáis qué representaban? ¿quiénes los construyeron?

Según la tradición oral, los primeros en habitar la Isla venían desde Hiva, que corresponde a Isla Marqueses, y el primer ariki (rey) fue Hotu Matu'a. Sin embargo, según el arqueólogo noruego Thor Heyerdahl el origen de la población sería preincaico.
Respecto a los Moáis por supuesto el significado es incierto, pero se dice que eran construídos para representar el jefe de la familia, luego que este moría al moái se le colocaban los ojos y así el rostro adquiría vida, el moái era situado en un ahus (plataforma ceremonial) y era colocado en dirección a la aldea, tal vez para manifestar la protección del difunto a la familia. Sólo 7 moáis miran hacia el mar, siempre bajo suposiciones se dice que miran hacia su tierra: Islas Marqueses. Los ojos del moái eran hechos con coral, y esto se descubrió sólo en 1978, porque con la destrucción de está civilización los moáis eran derrumbados y los ojos, que representaban el alma, arrojados al mar. Ahu Tahai es el único moái restaurado con ojos y pukao, el pukao no es un sombrero, son los cabellos del moái, lo que hace pensar que usaban los cabellos largos y los tenían recogidos en una especie de moño. Este moai fue restaurado en los 80 para la revista París Match. Todos los moáis que se encuentran de pie hoy en día han sidos restaurados por una empresa japonesa.

Nuestra visita fue corta, después del viaje en Polinesia nos quedamos en Isla de Pascua 3 noches y 4 días, quizás para muchos el tiempo es corto y es necesario más tiempo para disfrutar más este lugar místico y lejano. Sin embargo aprovechamos al máximo el tiempo que teníamos a disposición. El lugar que más me gusto es Rano Raraku no sólo por el volcán, sino más bien por la cantera de moái, aún se pueden ver moái que estaban siendo tallados, de hecho el más grande no fue desprendido de la base madre, mide 21 metros de alto. Quizás el misterio de este lugar son los 397 moáis en diferentes fases de construcción y el camino de moáis. ¿Cómo eran trasladados lo moáis? Dos son las teorías más acertadas, la primera que eran transportados con trineos o rodillos, la segunda que eran balanceados con cuerdas.
Entre los siglos XVII y XVIII la Isla era sobrepoblada y esto pudo haber ocasionado guerras, de allí que se piense que la cantera fue abandonada así como la destrucción y abandonos de los altares y moáis. A mitad del 1850 barcos provenientes de Perú se llevaron alrededor de 2000 isleños como esclavos, otros fueron asesinados, luego epidemias como viruela y tuberculosis y la inmigración hacia Tahiti redujeron la población de la isla a un centenar de personas. A finales del 1800 pasa a formar parte de Chile.

Isla de pascua, se mantiene salvaje y autóctona, los nativos hablan rapanui, y se sienten rapanui antes que ser chilenos. El turismo es importante como actividad económica sin embargo las estructuras e instalaciones turísticas son escasas. No me refiero a nivel de mega hoteles, sino a nivel de posadas y hoteles pequeños, muchos turistas se lamentan de los servicios básicos como la limpieza. Sin duda alguna Isla de Pascua es una experiencia única y hay que conocer un poco de su historia para saber apreciarla.

1 comentario:

Mª Mercè dijo...

Hola Cecilia:

Me pareció muy interesante tu blog y lo he enlazado en el mío. Espero no te desagrade.

Un abrazo!!