Breve visita a Santiago de Chile

Aquí comienza nuestra luna de miel... A pesar que fue sólo un día completo en Santiago, pudimos constatar que al menos en el centro de la ciudad reina el orden y la limpieza. En nuestro día de paseo tomamos el metro desde la estación Pedro Valdivia a la Casa de la Moneda, el metro funciona bastante bien, aunque no logramos entender porque en las horas pico cuesta más...

La Casa de la Moneda fue diseñada por el arquitecto italiano Joaquín Toresca a finales del siglo XVIII y en el 1846 se convirtió en residencia presidencial. En 1973 sufrió fuertes daños debido a los ataques del golpe de estado. En la actualidad alberga el despacho presidencial y oficinas del gobierno. No sabemos si es casualidad o es normal, pero durante nuestra visita vimos una pequeña manifestación fuertemente controlada por la policía.

En nuestra visita por el centro nos fuimos al Paseo La Ahumada, que es la vía peatonal más grande y congestionada de la ciudad, es una vía comercial muy limpia y ordenada, al final de esta vía encontramos Plaza de Armas, según la guía LonelyPlanet la pieza central de esta plaza es una fuente dedicada a Simón Bolívar que rebosa de vida y movimiento, yo vi la fuente, lo que no vi fue la vida y el movimiento. En realidad la parte central de la plaza es la Catedral Metropolitana, realizada por el mismo arquitecto del Palacio de la Moneda, que particularmente el estilo neo-clásico contrasta con un edificio moderno que se encuentra al lado.

Luego nos dirigimos al mercado, en la misma guía y en diferentes sitios de Internet dicen que el mercado es un lugar al que no debes dejar de ir, personalmente me gustan mucho los mercados, creo que es uno de los pocos lugares de una ciudad o de un país donde incluso si hay turistas encuentras la autenticidad local. Sin embargo es la primera vez que no me gusta un mercado, nada excepcional, es un mercado principalmente de pescados y mariscos, ese día nada fresco ni colorido. Comimos en un conocido restaurante, nada particular.

Así pues dejamos la visita gastronómica y nos fuimos directo a la funicular para el Cerro San Cristóbal , es agradable subir y poder admirar Los Andes con sus cimas blancas, la vista a la ciudad es muy corta debido a la enorme capa gris que se encuentra suspendida sobre Santiago. Sin embargo, vale la pena subir, admirar las montañas y tomarse un mote con huesillos que es una bebida típica a base de trigo y durazno.

Aunque fue una visita muy breve, Santiago se presenta como una ciudad agradable, al menos las zonas que visitamos son muy limpias, la gente se ve educada y tranquila, hay una sensación de seguridad cuando caminas por las calles, los servicios de transporte parecen eficiente, la vida nocturna se ve bastante movida, hay muchos restaurantes y locales nocturnos, que a pesar de un lunes de invierno estaban bastante llenos. Sin duda alguna es una ciudad a la que regresaríamos, sobre todo porque quedó mucho por explorar.

4 comentarios:

Elizha dijo...

Sinceramente amiga para el poco tiempo que estuviste un día, me pareció sorprendente escuchar tus apreciaciones ya que fueron muy certeras... esto es Santiago y más... Un abrazo para Andrea y para ti, cuidense

Anónimo dijo...

Cecilia espero que regreses a Chile para que puedas contarnos de la Casa de nuestro(no es de Chile es de la humanidad) pablo Neruda! siempre he querido ir a la casa en Isla Negra, a la orilla del mar, seguro todo un poema... Ya sabes como no puedo viajar lo hago a través de tu blog...
gracias por el paseo( tampoco me gusto el mercado)
Tia Milagros

jeremy dijo...

Soy un ciudadano con mas de 25 años viviendo en la capital mundial del smog, y he leído con atención tu impresión de la capital, al parecer te gustaría volver, yo te recomiendo que viajes al sur de chile: valdivia, puerto varas, Chiloé. Y te darás cuenta que una cuidad moderna dista mucho de una que cuida su arquitectura, sus raíces, su historia.etc.
Es la impresión de un santiaguino.

molaina dijo...

Tu artículo está muy entretenido y me encantaron tus impresiones de mi ciudad, pero te tengo una pequeña acotación, el paseo que tanto te gustó en el centro se llama "Ahumada" a secas, no "La Ahumada" ;)
Saludos,